lunes, 25 de diciembre de 2017

Náufragar tu placer en mi ternura

Náufragar tu placer en mi ternura,
serán mis labios mar en la piel de la memoria,
por ser tu cuerpo en la noche quien devora la vida,
en un requiebro de duda y de mentira.
Se perderá la brisa que abrigó una mañana mi sonrisa,
y un aire de silencio albergará mi anhelo.
Si todo el amor nos deja amanecer de nuevo,
mañana volaré el viento que borró nuestros sueños,
y los hundió en el fondo
del olvido.

Tomada de la red.

Te elijo como una pausa en el reino de todavía

Te elijo como una pausa en el reino de todavía,
latido que queda pendiente y se hace uno al limite del miedo,
como canto de risa de aire al mirarse al espejo,
cuando vuela a pensamientos que rasgan los sentidos sin principio ni fin,
entonces la palabra querer,
se hace líquida y suena
sin sonido,
y siento,
la espera sin más tiempo.

Tomada de la red.

Llueve,

Llueve,
y es tortura a un sentimiento de melancolia que nace lentamente...

Tomada de la red.

Permitir que el olvido me impida recordar

Permitir que el olvido me impida recordar,
multiplicada en tu aire,
dividida sin ti,
sin más memoria,
sin otro tiempo de ausencia,
y que sea el viento y
sus sombras,
el que borre las huellas.

Tomada de la red.

Buen día siempre!

La vida siempre supera todas mis fantasías,
Buen día siempre!

Tomada de la red.

Lejano horizonte

Siempre hubo un lobo para cada caperucita,
lejano horizonte de un ser de humo sin realidades,
ni certezas.

Tomada de la red.

Suspendido en el tiempo

Y de repente todo quedó suspendido en el tiempo,
todo dejó de tener sentido,
y la conciencia se frustró
a la espera de un día más propicio,
a la espera de un instante suficiente.
Hoy ya es Navidad.

Tomada de la red.